Blog

Mi historia

prueba foto

Mi historia

Yo era una persona que después de haber emprendido y ser un tipo exitoso, en mi último proyecto me fue tan mal que al final lo perdí todo. Perderlo todo significó perder las inversiones que había hecho, perder los activos que había acumulado, quedé endeudado e inmovilizado ante la idea de querer volver a emprender y si eso no fuera poco, Perdí algo más importante… la confianza en mí.

Quería poder volver a ser la persona que antes era, llena de actitud positiva, con confianza en mis ideas. Quería brindarle a mis hijos las mejores oportunidades para lograr sus metas.

En ese momento estaba luchando contra todo,  porque mis ingresos provenían sólo de la docencia universitaria, ósea, lo que una vez fue para mí, un ingreso extra, se convirtió en mi única fuente de ingresos.

 Esto me hizo sentir la necesidad de buscar un empleo, luego de haber tenido más de 8 años emprendiendo de manera exitosa. Para empeorar todo, inicie el proceso de buscar trabajo y nunca fui elegido, pues estaba, según los que me entrevistaban “sobre calificado” para las posiciones y en otras ocasiones la respuesta fue que mi formación era muy generalista. Todo esto maltrató aun más mi autoestima y se agudizó mi sensación de fracaso.

Fue para ese tiempo, que por casualidad, sucedió algo sorprendente…

 Comencé a promover la idea dentro de mí de ofertar mis servicios como capacitador de manera privada a empresas, ahora tenía claro cómo ganar más dinero, y comencé hacerlo.

 Hasta que un día,  estando en una cita médica me encontré a una vieja amiga y empezamos hablar de mis servicios de capacitación que le estaba ofertando a empresas, y me dio una gran idea. Me dijo: ¿Por que no agregas a tus servicios otros temas que puedan impartir otros facilitadores y lo manejas bajo tu nombre?  Me recomendó a algunos profesores muy buenos que ella conocía,  para impartir esos cursos que de por sí tenían mucha demanda… Me dio los contactos y todo cambió.

 Los llamé y fui capaz de formar una empresa de capacitación.

 Entonces decidí alquilar un espacio y habilitar un salón de clases y comenzar oficialmente el proyecto llamado “Capacitación Especializada, (CAES)”, para poder ofrecer entrenamientos en el área de los negocios a empresas privadas y personas particulares que deseaban aumentar sus habilidades profesionales.

 Pero todavía había un problema…

 Aún teníamos que lidiar con el marketing de los cursos. El primer curso tardó en venderse 3 meses, por lo que acumulamos pérdidas operativas en ese tiempo. Pero había un segundo problema, había otros cursos más especializados que queríamos ofertar,  pero los facilitadores para estos entrenamientos, demandaban honorarios más elevados de lo que podíamos pagar y no les gustaba la idea de trabajar para una empresa, aún no reconocida en el mercado.

 Al final terminamos con tantas frustraciones que decidimos hacer un departamento de ventas tipo call center, que tuviera un acercamiento con las empresas para ofertarles los entrenamientos, así como con los profesionales de los distintos gremios del país.

 De igual forma creamos un departamento de marketing digital donde a través de las redes sociales y el email marketing promocionábamos nuestros cursos.

Eso nos permitió tener presencia como marca, ser reconocidos y aumentar las ventas de manera exponencial.

 Lo que significaba que ahora podíamos pagarle por adelantado los honorarios a aquellos facilitadores que no querían trabajar con nosotros por falta de renombre.

Al final pudimos en tan sólo un año multiplicar nuestros ingresos de ventas  mensuales, al día de hoy hemos capacitado decenas de miles de  personas, cientos de empresas son nuestros clientes, entre pequeña, mediana y gran empresa y decenas de miles de profesionales particulares que confían en nosotros para capacitarse, más de 300 capacitaciones en oferta, mas de 100 facilitadores en nuestro staff, un equipo de trabajo (#CaesTeam) del cual nos sentimos muy orgulloso y la adquisición de una infraestructura física propia.

He podido estar presente junto a mi familia en cada etapa y apoyarles a realizar sus sueños.